Digamos Ya Basta! a la Corrupción en Honduras

Radiografía de la Corrupción en el Cuerpo Consular


Cuando se instala un nuevo gobierno por lo general el Presidente delega en su colaborador más cercano la conformación del cuerpo consular a ser acreditado en el extranjero.
Cuando se conoce esta delegación la casa y el despacho de dicho futuro funcionario se convierte en un lugar de obligada visita por todos aquellos que hicieron política a favor del candidato y también por muchos de los que “INVIRTIERON” en la campaña. Es bueno resaltar que el término empleado no es aportaron a la campaña, sino INVIRTIERON y ahora van en búsqueda de los beneficios de su inversión. Unos invirtieron tiempo en politiquear y otros invirtieron dinero, pero por regla casi general nadie lo hizo por un ideal o por bien del país, aunque así lo afirmaran una y otra vez, lo hicieron para sacar beneficios personales y así lo exigirán.
En esta etapa se iniciara una gran negociación con características de subasta dentro de los partidarios triunfantes y todas las posiciones serán subastadas salvo dos o tres consulados que el Presidente reservará para amigos y correligionarios especiales y también para acallar o comprar a algún opositor importante o periodista rebelde.
Se negociarán los consulados no por la capacidad o idoneidad de los que van a representar comercialmente al país en el extranjero, tampoco se tendrá en cuenta la honorabilidad del postulante y mucho menos su nivel cultural, ni siquiera se tomará en cuenta si sabe o no comer decentemente en una mesa.
Nunca se pensará en la vergüenza que pueda enrostrarle a la Patria cualquier arribista indigno y sin educación. El único parámetro a tener en cuenta serán el nivel de compromiso o las comisiones o remesas que ese cónsul deberá depositar en una determinada cuenta bancaria personal.
Cuando el nuevo Cónsul es instalado en su país de destino ya ha sufrido una metamorfosis radical. Del político popular y complaciente que se esforzaba por congraciarse con el pueblo votante se habrá convertido en un individuo inalcanzable, que se siente disminuido en su dignidad casi “Aristócrata” si se expone al contacto con el “populacho” molestos o peor aun sin es un pobre indocumentado .
Nuestro arrogante servidor se instalará y alguna secretaria o funcionario servil y apostando a no ser cancelado de su posición, se le acercará para informarle qué y cómo lo hacia su antecesor, confesiones que le costarán el puesto finalmente por no ser de confianza y conocer demasiado el rejuego interno de esa dependencia. Por supuesto que aceptará las sugerencias y traerá sus propias innovaciones, mucho más beneficiosas.
Los métodos para engañar y robar a los ciudadanos residentes o visitantes en ese país serán muy variados, como también para extraer beneficios ilícitos del comercio bilateral.
Alterarán los precios para renovar los pasaportes, para legalizar cualquier documento, jugarán con la urgencia del ciudadano: “si quiere su documento para mañana es un precio y si no el documento estará listo la próxima semana”.
El concul utilizara todas las practicas posibles para exprimir inmisericordemente al ciudadano residente en ese país. Casi nunca se expedirán recibos sobre los costos de la operación y nunca serán contabilizados.
El resultado lo hemos visto ya: una disminución en la credibilidad y honorabilidad del cuerpo consular hondureño, cónsules apresados por tráfico de drogas, abusos, explotación y en definitiva una gran vergüenza nacional por el desempeño profesional y personal de estos “servidores públicos” triunfantes en el que hacer político.
Además los servicios que debe brindar dicho consulado se verán disminuidos a su mínima expresión porque el interés fundamental es producir dinero no servir al público.
La corrupción lo daña todo, nuestra imagen, los servicios a que tenemos derecho y un daño mucho peor es que, en su propia Patria ese cónsul millonario desvirtuará y prostituirá las aspiraciones de la juventud, el exitoso no es el profesional, no es el honesto, no es el trabajador, el exitoso es el LADRON y por lo tanto la mentalidad de los jóvenes será marcadas para siempre y su meta principal será llegar a una posición en el Gobierno para poder “hacerse rico”.

mayo 1, 2008 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: