Digamos Ya Basta! a la Corrupción en Honduras

Un decálogo para MEL


Creo que estas son las 10 palabras que faltaron en la crisis artificial que surgió de la real causada por el accidente del 30 de Mayo:

1. Prudencia: antes de 2 horas desde el despiste, nuestro Presidente cerraba Toncontín y habilitaba Palmerola… EN CNNenEspañol.

2. Legalidad: dejaron que “aeronáutica civil” salvadoreña sustituyera la labor de la nacional, por mucha “subordinación” a Honduras que declaren que hubo, lo que existió fue subrogación en tareas clave.

3. Pericia: para buscar la “verdad técnica” y desde ella tomar decisiones, y no apañar, sesgar o calzarla a la fuerza para justificar una decisión tomada.

4. Transparencia: se escondieron las verdades inconvenientes del informe OACI y protestaron casi pataleando, por la publicación de la transcripción de la caja “rojinegra”. El Sr. Seaman terminó renunciando y varios periodistas afirman que se fue entre las increpaciones de Mel Zelaya por sus “errores técnicos” y los reclamos del Abog. de haber hecho con disciplina paramilitar: “Hice lo que Ud. me ordenó Señor Presidente”

5. Equilibrio: para no permitir que se politizara, generando además beneficio para los opositores tradicionales del Gobierno. Eso acentuó la polarización por la que Presidencial terminó aislada y tuvo que ceder.

6. Mesura: para evitarnos la repetitiva y costosa campaña de propaganda (bastante burda, por cierto) que era machaconamente obvia. Bueno, ese estilo les ha resultado estos 2 años.

7. Veracidad: ¿cómo es que el viernes en “Hoy Mismo” estaba prohibido técnicamente por OACI que hubiera vuelos CyD y a medio “TN5” habían dicho que ya no? (con las condiciones sabidas desde que se leyó el informe 10 días antes) ¿Es que la OACI se puso de mejor humor después de la novela? ¿O en esas 2 horas reformaron “vía Decreto Ejecutivo y en Consejo de Ministros” la segunda ley de Newton? 

Ironías aparte, un inmediato cambio “binario” así (se fue de 0 a 1) nos pone en una disyuntiva, ante la que -obviamente- sólo cabe un camino: O la decisión de mantener el cierre era política, o la decisión de reabrirlo lo es. Elijan la que prefieran, pero ha de ser una de ellas. 

8. Previsión: el enconamiento gubernamental lo acorraló hasta esa situación que, dicho en jerga presidencial actual, ya era de “si enchuta pierde y si no también”.

Siendo pragmáticos, en origen la más importante omisión de todas:

9. TRANSICIÓN: Habilitar Palmerola no implicaba el forzoso cierre inmediato de Toncontín. De la coexistencia inteligente de ambas dependía la mejor solución, si es que no es más viable el estudio de JICA sobre Talanga, por ejemplo.

Y esta elemental palabra que se ignoró u omitió, nos lleva al hilo conductor, aún sin tejer, de todas ellas, por el que -como todos sabemos y decimos- debe circular el rumbo nacional:

10. PLANEACIÓN: Nadie llega a ninguna parte, sino sabe a dónde va o cómo llegar. Mucho menos la suma de 7 millones de voluntades particulares por coordinar. 

Por último -¡al fin se acaba!- un detalle importante, la afamada carretera de 4 carriles es una obra que debió haber empezado hace 2 años, para la que el Gobierno anterior ya tenía el dinero, que se completó con el aporte que hacía(hace) la “Cuenta del milenio.” Pero ahora es otra cosa ajena que meter en el sombrero propio.

Que les vaya todo bien.

Javier M.

 

* Tomado del blog “Palmerola” publicado por Diario El Heraldo en su edicion electronica

julio 8, 2008 - Posted by | Corrupcion, Politica | , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: